Es un procedimiento sencillo en el que los embriones son seleccionados y colocados en el útero de la mujer para tratar de lograr el embarazo. Conocé más sobre qué es esta técnica.

Para realizar el procedimiento de transferencia de embriones, que es parte fundamental de las técnicas de reproducción asistida de alta complejidad, tanto del ICSI, como de la Ovodonación y desde ya para cuando los embriones estaban previamente congelados o vitrificados, se procede de la siguiente manera:

  • La paciente necesita una mínima preparación previa de retención de orina;
  • Estar con suplementación de progesterona según la indicación médica;
  • Higienizada según indicación;
  • No se requiere ayuno excepto que se necesite realizar una sedación y esto sucede en menos del 1% del total de las transferencias;
  • La transferencia de embriones no dura en general más de 10 minutos y sobre todo este tiempo se utiliza en la preparación de la mujer (ubicación, higiene, colocación de espéculo, etc.); 
  • Se utiliza un catéter, también llamado cánula, muy delicado y estéril diseñado para este fin, que se conecta por un extremo especial a una jeringa para poder movilizar  a los embriones junto con el medio de cultivo especial para esta maniobra,
  • Así se trasladan desde el laboratorio, donde estuvieron en cultivo, formándose, en cápsulas especiales e incubados en estufas, a la sala de transferencia,
  • Una vez colocados en el útero, con guía ecográfica trans-abdominal, el catéter es revisado por los embriólogos, haciéndole pasar medio de cultivo y observan atentamente que los embriones no hayan quedado retenidos en el mismo,
  • La paciente ya está en condiciones de cambiarse y luego de la charla con su médico que le recordará los cuidados post transfer y las fechas para realizar el test de embarazo se puede retirar,

Este procedimiento es clave para el éxito de los tratamientos como el ICSI, la ovodonación y cuando se intenta buscar el embarazo con embriones vitrificados de un intento anterior. Hacer una buena estimulación de la ovulación; tener una excelente tasa de recuperación ovocitaria y estar ubicado dentro del porcentaje de óvulos maduros esperados; controles de calidad del laboratorio de embriología exhaustivos; embriólogos altamente capacitados y responsables; tener embriones de excelente morfología y potencial de implantación pero realizar una transferencia embrionaria incorrecta…y todo se perderá!

Muchas veces no se le da la importancia que tiene a este momento del procedimiento. No realizar una prueba de transferencia antes del ciclo real, para comprobar la ubicación del útero, como es el ingreso al mismo, que tipo de cánula es la mejor para esa paciente particular (hay diversos tipos de cánulas según la dificultad de la transferencia!) son cosas que pueden complicar el procedimiento. Habitualmente se hace lo que se llama la “prueba de transferencia”, en un ciclo anterior al ciclo “real”. Esto permite llegar al momento de la transferencia de embriones preparado y sabiendo qué hacer y cómo, para darle a la paciente la mayor chance para lograr el embarazo.

También es muy importante, tanto en ICSI como en ovodonación y transferencias de embriones desvitrificados /descongelados, además de realizar la prueba de transferencia y registrar en la ficha de la paciente todos estos pequeños detalles que terminarán haciendo la gran diferencia cuando estemos con los embriones en el momento del procediendo, tener estos otros puntos presentes para saber qué es y cómo se procede en la transferencia de embriones:

  • Tomarse el tiempo necesario para ubicar bien a la mujer; 
  • Colocar el espéculo para tener la mejor visón posible del cuello; 
  • Realizar una buena higiene para que el lugar por el que la cánula pero más importante los embriones pasarán, esté en condiciones; 
  • Contener a la paciente que está allí para que esté lo más tranquila y relajada y confiada (muchas veces se olvidan que hay un ser humano allí!!);  
  • Tener una buena imagen ecográfica del útero y del endometrio de la paciente; 
  • Solicitar la carga de los embriones cuando se tiene todo lo anterior resuelto!

De esta manera minimizaremos todo lo posible las complicaciones al momento de tener la cánula y los embriones en ella y, por supuesto, sabremos que estamos dándole a nuestra paciente, en ese momento tan importante para ella, su mejor oportunidad de lograr el tan deseado embarazo!