Seremas
Criopreservación de embriones

Vitrificación de ovocitos

Los embriones humanos se congelan con excelentes resultados desde hace muchos años incluso por la técnica de vitrificación. Sin embargo los óvulos eran hasta hace poco el desafío. Si bien ésta técnica existe desde 1972 en el área de veterinaria con el objetivo de congelar óvulos, en humanos no daba buenos resultados. Pero las modificaciones realizadas recientemente al procedimiento son las que permiten referirse a ella como una nueva técnica para congelar óvulos exitosamente.

Con la nueva técnica de vitrificación de óvulos se consiguió una herramienta sumamente útil para preservar la fertilidad femenina en distintos escenarios.

Quienes pueden usar la técnica de vitrificación:

• pacientes que deberán ser sometidas a quimioterapia y/o radioterapia debido a un cáncer, en las cuales la estimulación de la ovulación no esté contraindicada. La mayoría de estas mujeres muy probablemente se curarán pero quedarán con problemas de fertilidad.
• en casos de mujeres que deciden demorar la maternidad por cuestiones personales o profesionales.
• para facilitar enormemente los procedimientos de donación de óvulos.
• en casos de imposibilidad de obtener la espermatozoides el día del tratamiento.
• en situaciones donde no se pueda proceder a la transferencia de embriones por diversos motivos.


CRIOPRESERVACIÓN DE TEJIDO OVÁRICO
La criopreservación de tejido ovárico es una metodología que actualmente se ofrece de manera muy reducida a un grupo particular de mujeres, ya que todavía su uso es restringido por tratarse aún de una técnica experimental, cuyos resultados post descongelación traen numerosos interrogantes y tasas de sobrevida muy reducidas, sobre todo por problemas metodológicos.


Uno de los inconvenientes es que, al tratarse de un “conjunto” de diferentes tipos celulares que tienen características y requerimientos de criopreservación particulares y específicos, durante la descongelación del mismo, la recuperación de las distintas células no sea todo lo exitosa que uno desearía. Por otro lado, este tejido criopreservado, para que luego pueda ser utilizado por la paciente, deberá ser descongelado y reimplantado en el cuerpo de la misma para que nuevamente pueda originar, bajo las condiciones adecuadas, el desarrollo de los folículos que formarán a los ovocitos. Esto todavía sigue siendo motivo de trabajos de investigación y publicaciones científicas de todo el mundo ya que no se ha conseguido el “protocolo” ideal para que la criopreservación-descongelación y transplante del tejido ovárico sea utilizada aún de manera rutinaria.



Comenzando a ser paciente de Seremas Técnicas de reproducción asistida de baja complejidad Técnicas de reproducción asistida de alta complejidad
SEREMAS Arenales 1954 Primer Piso Ciudad de Buenos Aires, Tel: 011 5032-3358 / 59 / 60 | info@seremas.com
std