Seremas

Conctactenos via web

Nombre:

Dirección de Mail:

Consulta

También pueden contactarse vía e-mail.

Urología

Urología


SEREMAS se ocupa de manera especial de los trastornos del tracto uro genital del hombre y la mujer.

Las infecciones urinarias, las litiasis, la incontinencia urinaria y demás enfermedades urológicas son diagnosticadas y tratadas en nuestro Centro, pero especialmente el tema de las enfermedades urológicas propias del climaterio masculino, es estudiado en SEREMAS.”

Es así que la próstata es una glándula que genera gran interés en SEREMAS por las implicancias de sus cambios, a medida que transcurre la edad del varón.

Agrandamiento de la próstata

Definición
La próstata es una glándula reproductiva masculina que produce el líquido que transporta los espermatozoides durante la eyaculación. Dicha glándula rodea la uretra, el tubo a través del cual la orina sale del cuerpo.

Un agrandamiento de la próstata significa que la glándula ha crecido y le sucede a casi todos los hombres cuando van envejeciendo. A medida que la glándula crece, puede oprimir la uretra y ocasionar problemas urinarios y vesicales.

Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hipertrofia o hiperplasia prostática benigna (HPB). No es un cáncer y no aumenta el riesgo de cáncer de próstata.

Nombres alternativos
HPB; Hipertrofia (hiperplasia) prostática benigna; Próstata agrandada

Causas, incidencia y factores de riesgo
No se conoce la causa exacta del agrandamiento de la próstata. Se cree que factores ligados al envejecimiento y a los testículos mismos pueden jugar un papel en el crecimiento de la glándula. Los hombres, a quienes les extirpa los testículos a temprana edad (por ejemplo, como resultado de un cáncer testicular) no desarrollan HPB.

De modo similar, si los testículos se extirpan después de que el individuo desarrolla HPB, la próstata comienza a reducirse de tamaño.

Algunos hechos acerca del agrandamiento de la próstata son:
• La probabilidad de desarrollar agrandamiento de próstata incrementa con la edad.
• La HPB es tan común que se ha dicho: "Todos los hombres tendrán agrandamiento de próstata si viven lo suficiente".
• Un pequeño grado de agrandamiento de la próstata está presente en muchos hombres mayores de 40 años y en más del 90% de los hombres mayores de 80 años.
• No se han encontrado factores de riesgo distintos al hecho de tener testículos que funcionan normalmente.

Síntomas
Menos de la mitad de los hombres con HPB tienen síntomas de la enfermedad, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

• Dificultad para comenzar a orinar
• Flujo de orina débil
• Goteo posmiccional
• Hacer fuerza al orinar
• Urgencia urinaria fuerte y repentina
• Vaciado incompleto de la vejiga
• Necesidad de orinar 2 o más veces por noche
• Retención de orina (incapacidad total para orinar)
• Incontinencia
• Micción dolorosa u orina sanguinolenta (esto puede indicar una infección)

Signos y exámenes
Después de tomar la historia clínica completa, el médico llevará a cabo un examen rectal digital para palpar la glándula prostática. Igualmente, se pueden realizar los siguientes exámenes:

• Tasa del flujo urinario
• Examen de orina residual posterior al vaciado para ver qué tanta orina queda en la vejiga después de la micción
• Estudios del flujo de presión para medir la presión en la vejiga mientras se orina
• Un PIV (estudio de rayos X) para confirmar la presencia de HPB o para buscar obstrucción
• Un análisis de orina para verificar la presencia de sangre o de infección
• Un urocultivo para buscar indicios de infección
• Un cistouretrograma de evacuación
• Una prueba de sangre de antígeno prostático específico (PSA) para detectar cáncer de próstata
• Una cistoscopia

Adicionalmente, se le puede solicitar al paciente que complete un formulario para evaluar la gravedad de los síntomas y su impacto sobre su vida cotidiana. Los resultados de dicha evaluación se pueden comparar con los registros anteriores para determinar si la afección está empeorando.

Complicaciones
Los hombres que han padecido por largo tiempo de HPB y presentan un incremento gradual de los síntomas pueden desarrollar:

• Incapacidad repentina para orinar
• Infecciones urinarias
• Cálculos urinarios
• Lesión renal
• Sangre en la orina

Inclusive después del tratamiento quirúrgico, es posible que con el tiempo se presente una reaparición de la HPB.

Pueden aparecer dificultades en la micción si hay algún problema en las estructuras que forman el aparato urinario masculino. En los varones, la uretra es el conducto de la vía urinaria inferior que transporta la orina desde la vejiga al exterior del organismo a través del pene. La próstata no participa directamente en el proceso de la micción, pero como rodea a la uretra en el lugar en que sale de la vejiga, los problemas de la próstata afectan con frecuencia a la uretra y pueden contribuir a la disfunción urinaria masculina.

Los posibles problemas de la próstata son prostatitis o inflamación de la próstata, cáncer de próstata e hiperplasia prostática benigna (HPB). La disfunción del aparato urinario masculino puede deberse también a varios otros problemas, como las infecciones de la vejiga y las estenosis uretrales.

Si sufre disfunción urinaria masculina, los síntomas que presenta, como dificultad para empezar a orinar, necesidad de orinar con frecuencia o dolor al orinar, pueden estar causados por distintas enfermedades subyacentes. Por ello, es importante que consulte a su médico para identificar la causa e iniciar el tratamiento adecuado.

Síntomas
Hay tres elementos asociados con la HPB: el desarrollo de los síntomas, el aumento del tamaño de la próstata y la obstrucción urinaria. Los síntomas molestos de alteración de la micción asociados con la glándula prostática son aumento de la frecuencia de micción, micciones excesivas por la noche, urgencia, esfuerzo para orinar, vacilación, chorro de orina débil o intermitente y sensación de vaciado incompleto. El aumento de tamaño, que puede causar síntomas, obstruye el flujo de orina porque la uretra, el conducto que va desde la vejiga al pene, atraviesa la próstata.

No todos los varones experimentan síntomas molestos cuando la próstata aumenta de tamaño. Si tiene 50 años de edad o más, es importante que acuda de forma regular a su médico para vigilar el estado de su próstata, ya que la HPB es frecuente en los hombres mayores de 50 años.

Obstrucción
La obstrucción relacionada con la próstata aparece cuando disminuye el diámetro del conducto que va de la vejiga urinaria al pene, una especie de tubo llamado uretra que puede obstruirse parcial o totalmente cuando la próstata aumenta de tamaño a causa de la HPB. La razón es que la uretra atraviesa la próstata en su camino hacia el extremo del pene.

Hiperplasia benigna de próstata
"HBP" es la abreviatura de hiperplasia benigna de próstata. La palabra "hiperplasia" indica un aumento de tamaño debido al incremento del número de células. "Benigna" denota el hecho de que estas células no son cancerosas. Por lo tanto, "hiperplasia benigna de próstata" significa simplemente que la próstata ha aumentado de tamaño sin que se deba a causas cancerosas. La HBP no es un proceso canceroso y no causa cáncer.

La HBP es una faceta normal del envejecimiento que aparece a menudo en los varones mayores de 50 años. Nadie conoce exactamente la causa de la HPB, pero parece relacionarse con los cambios en el equilibrio hormonal del organismo que se producen con el envejecimiento. Después de los 60 años, más de la mitad de los varones tienen HPB. A los 80 años, alrededor de 8 de cada 10 hombres presentan este trastorno.

Sin embargo, el hecho de que tenga HPB no significa que necesite tratamiento.Muchos hombres con HPB tienen pocos o ningún problema urinario. Debe acudir a su médico periódicamente para que le controle la evolución de la HPB. Si aparecen problemas con la micción, debe afrontarlos con rapidez. Afortunadamente, se dispone de tratamiento eficaz en caso necesario.

Aumento del tamaño de la próstata
El aumento de tamaño de la próstata debido a HPB es un trastorno no canceroso que puede ser una consecuencia natural del envejecimiento.

A medida que aumenta de tamaño la próstata, el conducto que transporta la orina desde la vejiga al extremo del pene (la uretra) se estrecha parcial o completamente. Esto ocurre porque la uretra atraviesa la próstata en su camino hacia el pene. Mientras que algunos varones experimentan problemas urinarios cuando la uretra está parcialmente obstruida, otros no.

Es importante que le reconozca el médico periódicamente, sobre todo si tiene 60 años de edad o más, para detectar la presencia de cualquier problema debido a la HPB.

Definición de Incontinencia Urinaria
La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina (no poder controlar a voluntad la micción). La persona afectada por este problema tiene una necesidad urgente y repentina de orinar sin tener la capacidad de retener la orina en la vejiga. Se pueden producir pequeñas perdidas de orina durante o a causa del estornudo, el esfuerzo, la risa, el ejercicio, etc. Las personas afectadas sienten vergüenza lo cual le produce un deterioro de su calidad de vida por evitar las actividades sociales. Si bien la incontinencia no es una enfermedad o patología por si misma, es la resultante de una serie de alteraciones anatómicas y/o funcionales que pueden afectar tanto al hombre como a la mujer.

La incontinencia urinaria es la resultante de un aumento de la presión dentro de la vejiga que supera a la presión en la uretra. Puede deberse a una hiperactividad del músculo detrusor de la vejiga que, en ciertas ocasiones, es originada por alguna alteración del tipo neurológica; por un inconveniente en el esfínter externo y de los músculos de la pelvis (suelo pélvico); por el fallo del esfínter interno debido a una relajación inapropiada o lesión orgánica; o por un daño neuronal.

Tratamiento de la incontinencia urinaria en estadios tempranos: Se ha observado muy buenos resultados a los tratamientos conservadores. Se incluyen en este tipo de tratamiento a: hábitos dietéticas, ejercicios de los músculos pélvicos para que adquieran mayor fuerza y permitan el control de la orina, educación vesical (permite mediante ejercicios simples determinar la real necesidad de orinar y ejercer el control antes del escape o incontinencia de la orina), estimulación eléctrica de los músculos pelvianos para producir una hipertrofia de estos. De todos los métodos descritos, la educación o re-educación vesical es el tratamiento que mejores resultados presenta para el problema de la incontinencia de orina. Se han expuesto resultados positivos en aproximadamente el 85% de los casos tratados en estadios tempranos.

Tratamiento farmacológico de la incontinencia urinaria: Si bien existen varios fármacos estudiados para el tratamiento de la incontinencia urinaria, su efecto es regular y el hecho de producir varios efectos adverso desagradables determinan que no sean utiles en la practica diaria. Entre las drogas de uso mas comun se encuentran : la oxibutinina, el flavoxato, la propantelina, la metantelina y el cloruro de trospio.

Tratamiento quirúrgico de la incontinencia urinaria: La ciruga presenta una opción valida para el tratamiento en los estadios avanzados, especialmente en la incontinencia urinaria por esfuerzo. Se realizan técnicas de suspensiones cervico-uretrales retropúbicas (conocidas como las Técnica de Burch, Marshall-Marchetti-Krantz y técnicas laparoscópicas con microinciciones) y los slings suburetrales (Técnicas en cabestrillo uretral) y las técnicas quirúrgicas tradicionales. Recientemente se desarrollaron técnicas minimamente invasivas pudiendo realizarse cirugías ambulatorias o sea, no requieren ni un día de hospitalización.

Volver Arriba



Comenzando a ser paciente de Seremas Técnicas de reproducción asistida de baja complejidad Técnicas de reproducción asistida de alta complejidad
SEREMAS Arenales 1954 Primer Piso Ciudad de Buenos Aires, Tel: 011 5032-3358 / 59 / 60 | info@seremas.com
std